IES Fuente Fresnedo, una brisa de mar entre sus fogones

Continuando con mis rutas gastronómicas por las escuelas de cocina de nuestra región, los vientos del Mar Cantábrico, me hicieron a mi tripulación y a mí, atracar en la Villa pejina, de Laredo, para disfrutar de las jornadas del queso, que como cada año organiza, la Escuela de Cocina del IES Fuente Fresnedo.

Como es norma el buen servicio y trato, que dispersan a los comensales tanto alumnos, como profesores es de reconocer siempre. Se nota que llevan la vocación del buen servicio en la sangre.

En esta ocasión, todos los alumnos de sala eran mujeres, lo cual es de agradecer dado el poco reconocimiento que muchas veces se da a las grandes profesionales que prestan su servicios en este sector.

Pasando ya al apartado gastronómico, el menú fue tan bueno, como la compañía que hace que un menú se convierta en un manjar de dioses.

Para empezar, tuvimos como aperitivo, un milhojas de pulpo y queso tierno de las Garmillas, una combinación perfecta, el pulpo sabroso, que completaba la frescura del tomate casse, y potenciaba el sabor del queso.

Tras el calentamiento, llegó con fuerza y contundencia, el risotto de hongos al Quesoba, bien elaborado, cremoso, con sabor, con un grano en su punto. Un plato que bien hecho siempre hace las delicias de los comensales.

Después fuimos, a algo más suave, el pescado, una lubina con velouté de Divirín y panceta ahumada. Un pescado bien cocinado, con una salsa suave que no enmascaraba el sabor del pescado.

Para continuar e ir perfeccionando el círculo llegó la carne un solomillo de ternera al picón Bejes-Treviso (la brañuca), sabroso en su punto, que nos hizo brindar con una copa o dos de vino.

Y como no hay comida que no se precie que no lleve su postre. Pudding de la pasiega de Peña Pelada y sobao pasiego con caramelo de membrillo, muy cántabro y sobretodo espectacular, la combinación insuperable, la textura, la frescura que viene bien después de una buena comida, un cierre de aplauso y brindis.

Volveremos otra día seguro, ya sea a unas jornadas o simplemente a degustar el buen trato, la buena cocina y mejor compañía de alumnos y profesores que saben cómo hacer que un comensal se levante feliz y con ganas de repetir.

Mario Wünsch Martínez

Amante de la buena comida

Relación calidad-precio: 5 albarcas sobre 5

Dirección: Calle Reconquista de Sevilla, 45, 39777 Laredo, Cantabria

Comedor: Consultar día (Curso Académico)

Redes sociales: Facebook,

Teléfono: 942 60 69 34

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies